¿POR QUÉ LAS EMPRESAS DEBEN COMPOSTAR IN SITU?

Las organizaciones de todo el mundo buscan continuamente formas de hacer que sus modelos comerciales sean más sostenibles, mejorar su huella de carbono y demostrar su compromiso genuino con el cuidado de nuestro planeta.

El compostaje de residuos de alimentos en el sitio puede ayudar a las empresas con todo lo anterior, permitiéndoles obtener beneficios éticos, ambientales, de recursos y financieros, todo al mismo tiempo.

El hecho de que se generen más de 1.3 millones de toneladas de desperdicio de alimentos a nivel mundial cada año es alarmante, pero si más empresas se lanzaran a abordar el desperdicio de alimentos de manera más sostenible, esta cifra se reduciría significativamente.

El compostaje en la fuente también tiene enormes beneficios ambientales sobre la digestión anaeróbica, ya que hay menos transporte de desechos involucrado, lo que reduce los costos comerciales y las emisiones de carbono.

En realidad, el compostaje comercial in situ puede, y debe, desempeñar un papel fundamental en la política de responsabilidad social corporativa (RSC) de una empresa.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DEL COMPOSTAJE?

- Ayuda a desviar toneladas de residuos alimentarios de los vertederos.

- Convierte el desperdicio de alimentos en un recurso valioso.

- Permite a las empresas cerrar el ciclo de gestión de residuos.

- Ahorra miles de libras en costos de eliminación fuera del sitio.

- Reduce los gases de efecto invernadero globales.

- Disminuye los niveles de contaminación: menos camiones en la carretera significa un aire más limpio.

- Crea un recurso rico en nutrientes que se puede utilizar en proyectos de cultivo.

- Genera puestos de trabajo, especialmente en proyectos de recogida de residuos alimentarios en toda la ciudad.

- Mejora la estructura y la calidad del suelo, promoviendo plantas sanas y produciendo crecimiento.

- Hace que los productos que cultivamos sean más nutritivos, es decir, seres humanos más sanos y felices.

- Se omite la necesidad de utilizar fertilizantes químicos más sintéticos.

- Elimina nuestra dependencia del uso de abonos a base de turba, que son dañinos para el medio ambiente y los ecosistemas de turberas.

¿POR QUÉ VOLVER A PONER EL ABONO EN EL SUELO?

Apoya la salud del suelo, ayudando a revertir los efectos del cambio climático.

RESTAURAR LA SALUD DEL SUELO

Una de las mejores cosas del compost, también conocido como 'oro negro, es que aumenta la materia orgánica del suelo, mejorando la calidad del suelo al reducir la erosión y fortalecer la estructura. Actúa como un proveedor general de nutrientes que repone el suelo sin vida con un equivalente fértil.

AUMENTAR LA CAPACIDAD DE AGUA

Al agregar abono al suelo, puede aumentar drásticamente la capacidad del suelo para retener agua, lo que significa que las plantas y los productos tienen un entorno más saludable en el que crecer. Además, el compost omite la necesidad de utilizar fertilizantes sintéticos que pueden contener sustancias químicas nocivas, lo que ayuda a proteger nuestro medio ambiente natural.

HACIENDO SENTIDO COMERCIAL

Al hacer abono en el sitio, las organizaciones ahorran dinero al eliminar la necesidad de desecharlo fuera del sitio, pero también pueden reducir en gran medida las emisiones de carbono relacionadas con el transporte. Esta actividad también los mueve más arriba en la jerarquía de residuos hacia la 'prevención de residuos', y demuestra su compromiso con la sostenibilidad.

MEJORA DE LA CALIDAD DEL AIRE

También ayuda a depurar el aire que respiramos. El compost rico en nutrientes es un componente vital en el proceso de secuestro de carbono, ya que elimina el CO2 de nuestra atmósfera y lo almacena en el suelo, lo que ayuda a reequilibrar nuestra atmósfera y deshacer los efectos del cambio climático.

EnglishPortugueseSpanishGermanItalianFrenchThaiArabicRussian